Cibernetia > Tesis doctorales
Búsqueda personalizada

Índice > CIENCIAS DE LA TIERRA Y DEL ESPACIO > GEOLOGIA >

ESTRATIGRAFIA



157 tesis en 8 páginas: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
  • "Vertebrados continentales del cretácico superior (Campaniense-Maastrichtiense) de Valencia" .
    Autor: Company Rodríguez Julio.
    Año: 2004.
    Universidad: VALENCIA.
    Centro de lectura: Facultad de Farmacia .
    Centro de realización: Facultad Ciencias Biológicas.
    Resumen: El ámbito de estudio propuesto en el presente trabajo de investigación se circunscribe al registro del Cretácico superior continental de la provincia de Valencia y a la fauna vertebrada que alberga, poniendo especial énfasis en el estudio de los restos fósiles de arcosaurios procedentes de dos conjuntos de yacimientos paleontológicos diferentes, Chera (Campaniense) y Tous (Maastrichtiense superior). Otros componentes de la fauna y flora que forman parte de la asociación conservada en estos enclaves aportan información complementaria que ayudará a comprender el ámbito paleoecológico y paleoambiental del área de estudio. El proyecto pretende también caracterizar el marco geológico y paleogeográfico en el que se desarrollaron las comunidades fósiles registradas, y analizar los procesos tafonómicos implicados en la conservación del registro fósil en dos ambientes sedimentológicos diferentes. Por último, se discutirán patrones paleobiológicos, como la diversidad de las asociaciones faunísticas preservadas, y se analizarán los modelos propuestos de distribución geográfica de las faunas finicretácicas de dinosaurios y de otros arcosaurios en el contienente europeo. Los dinosaurios constituyen el grupo faunístico mejor representado en las asociaciones fósiles de los yacimientos de Chera y Tous, motivo por el que el enfoque paleobiogeográfico se centrará especialmente en la dinámica evolutiva de este grupo de arcosaurios.
  • ANÁLISIS Y COMPARACIÓN DE LA SUBSIDENCIA ENTRE LAS CUENCAS IBÉRICA Y EBRO CENTRAL DURANTE EL PÉRMICO Y TRIÁSICO Y SU RELACIÓN CON EL RELLENO SEDIMENTARIO .
    Autor: VARGAS HERNÁNDEZ HENAR M..
    Año: 2002.
    Universidad: COMPLUTENSE DE MADRID.
    Centro de lectura: GEOLOGÍA.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS GEOLÓGICAS.
    Resumen: En este trabajo se ha analizado con gran detalle la subsidencia de la Cuenca Ibérica y Cuenca del Ebro en el intervalo Pérmico-Triásico y se ha aplicado posteriormente la técnica de la modelización o forward modelling, utilizando para ello el modelo de dos capas (Royden y Keen, 1980) y el modelo de una capa (McKenzie, 1978) para obtener los valores de los factores de extensión * y beta para cada fase definida. Se ha relacionado también la subsidencia con el relleno sedimentario y la geometría de los cuerpos para algunas de las formaciones estudiadas. Como resultado el análisis de la subsidencia se han obtenido una serie de fases de apertura o rifting que, después de estudiarlas en cada cuenca de manera individualizada, se han comparado para ver la evolución de una respecto a la otra. Según las fases observadas en la Cuenca del Ebro se ha dividido ésta en cuatro áreas: área occidental, área central, área norte y área oriental. En el intervalo estudiado se han encontrado fases comunes en ambas cuencas y otras particulares de cada una. Así, en la Cuenca Ibérica se han diferenciado cuatro fases sinrift y una postrift. Las fases sinrift aparecen en el Autuniense (Pérmico Inferior), Thüringiense (Pérmico Superior), Scytiense-Ladiniense (Triásico Inferior-Medio) y Retiense (Triánsico Superior), mientras que la fase postrift aparece en el Carniense y Noriense (Triásico Superior). En la cuenca del Ebro se han diferenciado tres fases sinrift y dos fases postrift. Las fases sinrift aparecen en el Scytiense-Ladiniense (Triásico Inferior-Medio), aunque en el área central puede comenzar en el Pérmico Superior, la segunda en el Carniense superior (Triásico Superior) y la tercera en el Retiense (Triásico Superior), mientras que las fases postrift se observan en el Carniense inferior (Triásico Superior) y en el Noriense (Triásico Superir). Las fases comunes diferenciadas se encuentran en el Triásico Inferior y Medio y en el Retiense. De este análisis se deduce que la Cuenca Ibérica en el periodo estudiado tuvo una mayor actividad tectónica en bloques individualizados por la Cuenca del Ebro. Con el análisis de los factores de extensión y comparándolos en ambas cuencas se observa que la parte cortical sufrió mayor estiramiento en la Cuenca Ibérica que en la Cuenca del Ebro, mientras que la parte subcortical muestra un estiramiento similar en ambas cuencas. En las dos fases comunes diferenciadas los valaores de * y beta presentan un rango de valores mayor en la Cuenca Ibérica que en la Cuenca del Ebro, lo que significa mayor diferenciación cortical y, por tanto, mayor complejidad en la evolución de la Cuenca Ibérica, permitiendo una mayor acumulación de sedimientos para el periodo estudiado. El análisis de las diferentes arquitecturas aluviales de las formaciones estudiadas junto con los valores obtenidos de * y beta ha demostrado que dicha arquitectura deposicional no viene determinada exclusivamente por la tectónica o tasa de extensión, sino que otros factores como el clima y la tasa de avulsión deben influir en la morfología final de los cuerpos sedimentarios, ya que se ha observado la presencia del mismo tipo de arquitectura para diferentes valores de 8 y beta.
  • LAS SUCESIONES HEMIPELÁGICAS DEL FINAL DEL CRETÁCICO E INICIO DEL PALEÓGENO EN EL SE DE LA PLACA IBÉRICA: ESTRATIGRAFÍA DE EVENTOS Y EVOLUCIÓN DE LA CUENCA .
    Autor: CHACON PICHACO BEATRIZ .
    Año: 2002.
    Universidad: COMPLUTENSE DE MADRID.
    Centro de lectura: GEOLOGÍA.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS GEOLÓGICAS.
    Resumen: En este trabajo se analizan depósitos de edad Santoniense a Eoceno inferior de gran parte de la provincia de Alicante y dos sectores de la región de Murcia. Está enmarcada en las Zonas Externas de la Cordillera Bética (parte oriental-meridional de la Zona Prebética) salvo una de las secciones analizadas en la región de Murcia (Zona subbética). Paleogeográficamente, corresponde a la zona proximal de los ambientes marinos profundos del S del margen continental de Iberia durante el Mesozoico (paleomargen Bética). El área se subdivide en 9 sectores: Sierra del Carche, Sierra de Maigmó, Sierra de Aixorta, Jijona-Busot-Torremanzanas, Aguas de Busot, Alfaz del Pi-Foies Blanques, Aspe, Agost y Caravaca. Se estudian 14 columnas estratigráficas, 10 secciones parciales de gran detalle y 8 columnas complementarias. Se diferencian 6 formaciones. 4 se definen por primera vez en este trabajo: fm, Aspe, fm. LA Alberquilla fm. Agost y fm. Pinoso. Las otras dos, Fm. Carche y Fm. Raspay, habían sido definidas previamente para el Prebético de Jumilla-Yecla, pero se extienden sus límites a otros sectores de las Zonas Externas. Las sucesiones estudiadas fueron datadas con la ayuda de diversos grupos fósiles. Las del Cretácico Superior, se dataron mediante asociaciones de foraminíferos planctónicos y ammonoideos, equínidos, foraminíferos bentónicos y, puntualmente, mediante los cocolitos. Las del Paleógeno se dataron mediante asociaciones de foraminíferos macrobentónicos (ambientes marinos someros de plataforma interna) y asociaciones de foraminíferos planctónicos (medios marinos abiertos de carácter hemipelágico). Los ambientes sedimentarios identificados abarcan desde la plataforma interna a los medios hemipelágicos. La sedimentación fue carbonatada, pobre en terrígenos, a mixta, carbonatado-siliciclástica. Se analizaron también los depósitos asociados a las discontinuidades estratigráficas principales. Las cuatro grandes discontinuidades reconocidas son Santoniense terminal (Campaniense basal), Maastrichtiense medio, límite Maastrichtiense-Daniense y Thanetiense-Ilerdiense. Estas han permitido subdividir el registro sedimentario en cinco unidades: Unidad basal (Coniaciense superior-Santoniense superior alto), Unidad 1 (Santoniense terminal a Campaniense basal-Maastrichitiense inferior), Unidad 2 (Maastrichtiense superior), Unidad 3 (Paleoceno) y Unidad 4 (Ilerdiense). Estas unidades engloban depósitos relacionados genéticamente, formados entre dos eventos tectónicos mayores que modificaron la geometría de la cuenca y los ambientes de depósito. Estos eventos tectónicos quedaron marcados en costras ferruginosas, fosfáticas y/ estromatolíticas, depósitos caóticos y en las tendencias sedimentarias y/o en las asociaciones faunísticas. Para cada evento se han analizado los cambios producidos y sus factores de control, relacionándolos con el marco geodinámico de la Península Ibérica durante ese periodo. Finalmente, se establece la correlación entre los sedimentos del Santoniense - Maastrichtiense del área de estudio y los de áreas algo más septentrionales (Altiplano de Jumilla-Yecla y Játiva-Onteniente). La correlación se basó en las discontinuidades estratigráficas regionales y en las dataciones bioestratigráficas. Esta correlación interregional ha corroborado el carácter regional de las tres discontinuidades del Cretácico Superior alto. De este modo, la génesis de estas discontinuidades debe relacionarse con eventos tectónicos regionales enmarcados en la evolución de la paleomargen Bética, que, hacia el final del Cretácico, iniciaba su etapa como margen convergente.
  • DINAMICA ECOSEDIMENTARIA DURANTE EL OXFORDIENSE MEDIO-KIMMERIDGIENSE TEMPRANO EN LA ZONA PREBETICA: INTERPRETACIÓN ECOESTRATIGRAFICA Y SECUENCIAL .
    Autor: REOLID PÉREZ MATIAS.
    Año: 2002.
    Universidad: GRANADA.
    Centro de lectura: CIENCIAS.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS.
    Resumen: Esta investigación profundiza en el conocimiento de la plataforma epicontinental desarrollada en el Margen Sudibérico durante el intervalo Oxfordiense medio-Kimmeridgiense temprano (Jurásico superior), a partir del estudio de los materiales registrados en la Zona Prebética (Cordillera Bética). El resultado final se fundamenta en la consecucción de unos objetivos parciales cuyos resultados han sido los siguientes: 1,- El análisis de las microfacies y del estudio macroscópico de los materiales, ha permitido la caracterización de cinco grupos de liltofacies: litofacies grumosas, litofacies espongiolíticas, litofacies de ritmita margoso-calcárea, litofacies de mangas y litofacies de caliza con oolitos ferruginosos. 2,- El estudio detallado de los carbonatos de origen microbiano ha permtidio clasificar las microbialitas tanto desde el punto de vista microscópico como microscópico. La microbialita tiene un papel fundamental en la formación de las bioconstrucciones. Se han reconocido bioconstrucciones simples y complejas, constituidas por una fase de biohermo de esponjas y una fase de litohermo microbiano. 3,- El análisis de las asociaciones de foraminíferos, su distribución y relación con las litofacies ha permitido diferenciar una asociación relativamente proximal (Prebético Externo) de otra más distal (Prebético Interno). 4,- La bioestratigrafia a nivel de zona se ha basado en el análisis de los ammonoideos, reconociendo desde la Zona Transversarium (Oxfordiense medio) a la Zona Platynota (Kimmeridgiense inferior). 5,- Se ha realizado un estudio tafonómico de los macroinvertebrados fósiles registrados, centrado en: modalidad de conservación, tamaño de los ejemplares, posición en el estrato, "corrasion", fragmentación, epibiontes y encostramientos, desarticulación, desacoplamiento, facetado y deformación. Se han diferenciado cuatro tafofacies, I, II, III y IV. 6,- El análisis de la composición de las asociaciones de macroinvertebrados y de su diversidad permite reconocer las tendencias existentes de acuerdo con el gradiente proximal-distal de la plataforma y la diferenciación de asociaciones tipo para los macroinvertebrados bentónicos fósiles, así como su relación con las litofacies. 7,- La evolución ecoestratigráfica de las asociaciones en su contexto estratigráfico pone de manifiesto fenómenos de reducción y expansión del ecoespacio en respuesta a cambios del nivel relativo del mar. 8,- Finalmente se lleva a cabo un análisis integrado en el marco de la estratigrafia secuencial, con la interpretación de variaciones en el grado de proximalidad-distalidad relativa de los depocentros y del ecoespacio, en relación con fluctuaciones relativas del nivel del mar.
  • MODELOS DE SEDIMENTACIÓN DELTAICA EN LAS CUENCAS NEÓGENAS DE LA CORDILLERA BÉTICA (SECTORES CENTRAL Y ORIENTAL) .
    Autor: GARCÍA GARCÍA FERNANDO.
    Año: 2002.
    Universidad: GRANADA.
    Centro de lectura: CIENCIAS .
    Centro de realización: DPTO. ESTRATIGRAFÍA Y PALEONTOLOGÍA, FACULTAD DE CIENCIAS, UNIV. GRANADA.
    Resumen: En las cuencas neógeno-cuaternarias de la Cordillera Bética se desarrollaron numerosos sistemas deltaicos marinos de grano grueso en diferentes contextos tectónicos, eustáticos y climáticos, cuyo desarrollo fue especialmente importante en el Tortoniense superior y el Plioceno inferior. Se estudian ejemplos de sistemas deltaicos de las cuencas de Granada, Guadix, Tabernas, Campo de Dalías y Corredor del Andarax. Los sistemas deltaicos tortonienses del borde oriental de la cuenca de Granada, en la cuenca de Guadix (Bodurria y Lopera), y en la cuenca de Tabernas (Alboloduy), tienen en común que las cuencas de drenaje de sus sistemas alimentadores están instaladas sobre los relieves de Sierra Nevada y Sierra de Filabres. El sistema tortoniense de Alicún se alimenta de los relieves subbéticos del borde norte de la cuenca de Guadix. Los sistemas deltaicos pliocenos de Alhama de Almería y Adra tienen instaladas, al menos parcialmente, las cuencas de drenaje de sus sistemas alimentadores sobre los relieves de Sierra de Gádor. La descripción de la organización secuencial, patrón de apilamiento, arquitectura estratigráfica y asociaciones de facies de cada uno de los ejemplos permite establecer modelos deltaicos y discutir los principales factores autocíclicos que controlan la sedimentación. Tras la correlación de los ejemplos tortonienses, por un lado, y los pliocenos, por otro, se establecen los factores alocíclicos que controlaron la sedimentación deltaica: tectónica regional, eustatismo y clima. Los deltas tortonienses se desarrollan en un ciclo transgresivo-regresivo de 4º orden (el intervalo de tiempo que representa es de pocos cientos de miles de años). En la etapa transgresiva del ciclo se depositaron los deltas de Albloduy y las tres primeras secuencias deltaicas de Bodurria. En la etapa regresiva se han diferenciado dos fases de regresión normal separadas por un evento de caída relativa del nivel del mar que dio lugar a una regresión normal separadas por un evento de caída relativa del nivel del mar que dio lugar a una regresión forzada. La agresión normal aparece registrada en la sucesión deltaica de Granada y en la secuencia deltaica IV de Bodurria, así como en los sistemas progradantes plataforma-talud (Unidad II de las cuencas de Granada y Guadix). El depósito de este cortejo sedimentario coincide con el cortejo sedimentario de alto nivel del mar T.B.3.2 de la curva Exxon. Al final de esta primera fase regresiva tiene lugar una caída del nivel del mar que se ha cuantificado en 200 m en el sector de Lopera y 50 m en el de Bodurria. Este evento de caída relativa del nivel del mar está representado por diferentes rasgos estratigráficos y sedimentarios: una discontinuidad que separa las margas de cuenca pelágica de la unidad estratigráfica II de los depósitos deltaicos de la unidad III, canales de conglomerados relacionados con esa superficie de discontinuidad (Delta de Alicúm), y cortejos de cuñas de regresión forzada (Deltas de Bodurria). La no correspondencia de esta caída relativa del nivel del mar con una bajada eustática implica que la regresión ligada a dicha caída estuvo forzada por factores tectónicos de tipo regional. El levantamiento tectónico se circunscribio al sector central de la cordillera (cuencas de Granada y Guadix) pues en Alboloduy no se registra esta caída sino una drástica profundización. En el sector central de la cordillera, los deltas de Lopera, Alicún y la última secuencia deltaica de Bodurria (Unidad III de la cuenca de Guadix) progradaron sobre un mar residual de profundidad próxima a 15 m provocando una regresión normal que finalizará con la definitiva continentalización de las cuencas de Granada y Guadiz. Los último deltas marinos de ambas cuencas representan los cortejos de cuña de bajo nivel del mar. La tectónica ha influido de manera decisiva en la sedimentación deltaica tortoniense. La etapa transgresiva de la sucesión deltacia de Bodurria ha estado condicionada por un contexto extensivo puesto de manifiesto por la existencia de fallas normales y anticlinales de compensación. La etapa regresiva ha estado condicionada por el inicio de la formación de los antiformes de gran radio que conforman la actual estructura de Sierra Nevada y Sierra de Filabres, donde se localizaron las cuencas de drenaje de los sistemas deltaicos. El desplazamiento de las secuencias deltaicas hacia el centro de la cuenca y el de sus cuencas de drenaje hacia áreas más externas de estos relieves (desde los materiales del Complejo Nevado-Filábride del núcleo hasta los marginales del Complejo Alpujárride) indican un ensanchamiento del área sometida a levantamiento en estas sierras. El apilamiento de lóbulos deltacios Gilbert que se repiten cíclicamente en Alboloduy y su sentido de migración está también condicionado por fallas normales que generan la subsidencia tectónica necesaria para mantener el espacio de acomodación, y pendiente que permita la repetición en la vertical de este tipo de lóbulos deltaicos. Los deltas de los complejos deltaicos pliocenos de alhama de Almería y Adra migraron en el seno de bahías y golfos generados en cuencas invadidas por el mar durante la transgresión de la base del Plioceno. Esta paleogeografía de bahías y golfos limitados por sierras con costas abruptas, como sierra de Gádor para los Deltas de Alhama y Adra, protegió a los sistemas deltacios de grandes olas fundamentalmente ligadas a temporales de poniente. Los deltas pliocenos progradaron durante la etapa regresiva de un ciclo transgresivo-regresivo que se inicia con la transgresión que al inicio del Plioceno inunda las cuencas perimediterráneas (ciclo eustático de tercer orden T.B.3.4). El inicio del ciclo queda registrado en el afloramiento de alhama de Almería mientras que el final se registra en el complejo de Adra. El cortejo transgresivo está representado por sistemas de plataforma litoral en Alhama donde bioconstrucciones de serpúlidos y lamelibranquios marcan la superficie de máxima inundación. Contemporáneo a la formación de estos sistemas transgresivos se produce un pulso de levantamiento en Sierra de Gádor cuya manifestación en los sedimentos es una discordancia progresiva en el sector de Alhama y la génesis del Delta de Alhma. El final de la sedimentación deltacia pliocena en Adra evidencia una regresión forzada de varias decenas de metros entre los dos últimos lóbulos deltaicos. El factor climático dejó una señal muy marcada en los deltas pliocenos, fundamentalmente en el de Adra. El control climático quedó marcado en forma de ciclos granodecrecientes con variaciones en la geometría de las clinoformas deltaicas, desde oblicuas a sigmoidales. Estos ciclos de alta frecuencia se han asociado a etapas de reducción de las precipitaciones en el área fuente de los deltas. La otra forma en la que el clima actúa sobre los deltas, caso Delta de Adra, es en forma de eventos catastróficos, tormentas e inundaciones, de especial relevancia en la construcción (-destrucción) de los lóbulos deltaicos. Al contrario de lo que ocurre con las potentes sucesiones deltacias tortonienses de Granada, Bodurria y Alboloduy, la impronta de la tectónica en la sedimentación deltaica no es tan evidente. La reducida subsidencia tectónica durante el Plioceno inferior favorece la construcción en la horizontal de los ejemplos deltaicos pliocenos en lugar de la construcción en la vertical de algunas de las sucesiones tortonienses como Bodurria y Alboloduy. Finalmente, se realiza una comparación de los rasgos que definen los ejemplos deltacios, independientemente de la época en la que se desarrollaron, donde se sintetizan aspectos sobre litofacies y biofacies asociadas a los subambientes deltacios, sobre clasificación de los deltas, evolución de las cuencas de drenaje, arquitectura deltaica y factores de control. Los deltas de pequeñas dimensiones se muestran más sensibles a las variaciones climáticas (deltas pliocenos) que quedan oscurecidas por la tectónica y el eustatismo en los deltas de mayores dimensiones (sucesiones deltacias tortonienses). Otros factores, como la fisiografía del fondo marino previa al desarrollo de los deltas, van a condicionar la geometría de los deltas de pequeñas dimensiones. Aspectos paleogeográficos como la lejanía de la línea de costa de las sierras-áreas fuente de los deltas, la existencia o ausencia entre la línea de costa y sierra de una zona de transferencia (bypass) y el hecho de que los deltas migren en el interior de bahías o golfos protegidos de los fuertes temporales como los deltas pliocenos estudiados van a ser factores que condicionan la sedimentación deltaica. El comportamiento ante la erosión, fundamentalmente mecáncia, de las litologías dominantes en las sierras próximas a la línea de costa es otro factor de influencia en la sedimentación deltaica.
  • ESTRATIGRAFIA DEL EOCENO-OLIGOCENO DE LA CUENCA DE JACA (SINCLINORIO DE GUARGA) .
    Autor: MONTES SANTIAGO MANUEL JESÚS.
    Año: 2002.
    Universidad: BARCELONA.
    Centro de lectura: GEOLOGÍA.
    Centro de realización: FACULTAT DE GEOLOGÍA.
    Resumen: El sinclinorio del Guarga forma parte de la Cuenca sinorogénica de Jaca, situada en la vertiente Sur del Pirineo Central. Los depósitos del Sinclinorio (Luteciense superior-Oligoceno), poseen una gran variedad de facies (marinas y continentales), que han sido plasmadas en una cartografía geológica de síntesis a escala 1:100.00, obtenida en escalas de trabajo 1:25.000 y 1:50.000. Las relaciones genéticas entre las diversas unidades cartográficas, dividen el registro sedimentario en una serie de unidades jerarquizadas, limitadas a muro y a techo por discontinuidades y/o sus continuidades correlativas, siguiendo los postulados de la Estrategia Secuencial. La cartografía de dichas discontinuidades, ha permitido definir de mayor a menor rango: 3 Grupos, 7 Megasecuencias y 14 Secuencias. Las discontinuidades basales de las unidades secuenciales mayores (Grupos y Megasecuencias), marcan cambios importantes en la distribución de facies, ambientes sedimentarios y paleogeografía de la cuenca, que responden a episodios importantes en la estructuración de la Cadena Pirenaica, tales como el emplazamiento de láminas de zócalo. En las Megasecuencias con depósitos marinos, el factor tectónico no hace más que acentuar las tendencias en las facies provocadas por la curva eustática global, con lo que de manera especial en ellas, se registran excepcionalmente los dos factores alocíclicos principales (tectónica y eustatismo). En las Megasecuencias con sedimentos unicamente continentales, es el factor tectónico el que condiciona su depósito. El emplazamiento de láminas de zócalo, además, sería el origen de la simultaneidad en las etapas de aceleración y descaceleración de una serie de estructuras individuales de evolución sincrónica con el depósito, que se encuentran al N y S del sinclinorio.
  • ANÁLISIS MORFOSEDIMENTARIO Y ESTRATIGRÁFICO DE LOS DEPÓSITOS CONTORNÍTICOS DEL GOLFO DE CÁDIZ: IMPLICACIONES PALEOCEANOGRÁFICAS .
    Autor: LLAVE BARRANCO ESTEFANÍA.
    Año: 2002.
    Universidad: CADIZ.
    Centro de lectura: CIENCIAS DEL MAR.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS DEL MAR Y AMBIENTALES.
    Resumen: Este trabajo de investigación se ha centrado en el estudio del Sistema Deposicional Contornítico del talud medio del Golfo de Cádiz a partir de la caracterización morfológica y estratigrafía de los depósitos cuaternarios. Se han utilizado sistemas sísmicos de alta y muy alta resolución, sondeos petrolíferos y testigos de gravedad. La cronología de los depósitos se ha realizado a partir de datos previos y dataciones realizadas para el presente trabajo. Se han determinado cinco sectores desde el punto de vista morfológico: 1,- Sector proximal al Estrecho. 2,- Sector de lóbulo sedimentario. 3,- Sector de Canales y Dorsales. 4,- Sector deposicional de Faro-Albufeira. 5,- Sector de Cañones submarinos. Se han diferenciado siete tipos de depósitos contorníticos: monticular elongado y separado, laminar, adosado, mixto, laminar deformado, monticular fósil y ondas sedimentarias sobre laminar. En el registro sedimentario Cuaternario se han determinado dos grandes unidades sísmicas, QI y QII, limitadas por dos superficies erosivas mayores que son, QD, MPR, constituyendo la discontinuidad MPR un cambio importante dentro del estilo deposicional contornítico. Estas dos unidades mayores se componen de ocho unidades menores, desde la A a la H, y esta ultima compuesta de cuatro subunidades, desde la a a la D, todas ellas separadas por superficies erosivas menores. Las unidades sísmicas QI y QI constituyen secuencias deposicionales de 3er orden separadas por la mayor bajada del nivel del mar del Cuestionario, hace unos 900-920 ka durante la revolución de mitad del Pleistoceno (Mid Pleistocene Revolution-MPR). Estas secuencias mayores han estado moduladas por ciclos de 4º, 5º y menor orden, que han condicionado el desarrollo de las unidades desde la A a la H y separadas por importantes bajadas relativas del nivel del mar durante el Cuaternario. El desarrollo y distribución de estas secuencias deposicionales ha estado condicionado por los rasgos de origen tectónico, representados principalmente por las dorsales diapíricas, el levantamiento del Banco de Guadalquivir, varios sistemas de fallas, y estructuras anticlinales y sinclinales, siendo generalmente el depósito syn-sedimentario a dichas estructuras. El mayor desarrollo de los depósitos contorníticos está asociado a los periodos regresivos y de bajo nivel, donde condiciones de bajadas del nivel del mar favorecen no sólo el mayor aporte sedimentario al margen, sino una mejor redistribución de los aportes y una mayor interacción de la corriente Mediterránea con el fondo. Se diferencian tres momentos claves en la evolución del sistema contornítico condicionados por dos fases de deformación con reactivación de las dorsales diapíricas y del Banco de Guadalquivir favoreciendo unas nuevas condiciones de interacción con el fondo submarino y distribución de los núcleos de la corriente Mediterránea que dieron lugar a las siguientes tres etapas en la evolución del estilo deposicional contornítico: 1,- Pleistoceno inferior (1.8 Ma) a Mitadl del Pleistoceno (900-920 ka) 2,- Mitad del Pleistoceno hasta comienzo del Pleistoceno superior (135 ka) 3,- Pleistoceno superior hasta la actualidad.
  • EVOLUCIÓN SEDIMENTARIA DEL JURASICO INFERIOR EN EL SECTOR CENTRORIENTAL DE LA CORDILLERA IBÉRICA .
    Autor: BORDONABA JUSTE ANA PILAR.
    Año: 2002.
    Universidad: ZARAGOZA.
    Centro de lectura: CIENCIAS .
    Centro de realización: CIENCIAS DPTO. CIENCIAS DE LA TIERRA.
  • EL CRETÁCICO MEDIO DEL EXTREMO SURORIENTAL DEL ANTICLINORIO DE BILBAO: ESTRATIGRAFIA Y SEDIMENTOLOGÍA .
    Autor: QUINTANAR SOTO ANA BELÉN.
    Año: 2002.
    Universidad: PAIS VASCO.
    Centro de lectura: CIENCIAS .
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS, UNIVERSIDAD DEL PAIS VASCO.
    Resumen: Esta memoria aporta una cartografía novedosa 1:25000 del extremo suroriental del Anticlinorio de Bilbao, en la zona de Alsasua. Se han realizado además cartografías de detalle (1:10000) de las plataformas carbonatadas estudiadas. En el capítulo de estratigrafía se definen tres Formaciones (Eguino, Araya y Aitziber), y una Unidad estratigráfica informal (Elkuden), y se citan por primera vez en la zona una especie de ammonite (extremo techo del Albiense medio) y varias especies de foraminíferos planctónicos (Albiense superior (Zona inflatum-Santoniense). Sedimentológicamente se describen tres sistemas deposicionales: Plataforma carbonatada-talud-cuenca de Eguino, Rampa carbonatada de Aitziber y Cuenca de Elkuden-Araya-Olazagutia, que se organizan secuencialmente en tres megasecuencias: 1,- Albiense superior, zona inflatum 2,- Albiense superior, zona dispar 3,- Cenomaniense inferior, zonas globotruncanoides-reicheli En el apartado de tectónica se describen fallas sinsedimentarias que actuaron durante dos etapas de tectónica sinsedimenteria, la primera etapa durante el Albiense superior (Zona inflatum) y la segunda en el Albiense superior (Zona dispar), éstas dos etapas configuraron sendas paleogeografías, todo ello contextualizado dentro de la apertura de la Cuenca Vasco Cantábrica y la deriva de Iberia.
  • ANÁLISIS ESTRATIGRÁFICO DE LA CUENCA PÉRMICA DEL VIAR (SO DE ESPAÑA) .
    Autor: SIERRA DEL PINO SONIA.
    Año: 2002.
    Universidad: HUELVA.
    Centro de lectura: CIENCIAS EXPERIMENTALES.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS EXPERIMENTALES.
    Resumen: La cuenca del Viar es la más meridional de las cuencas pérmicas del continente europeo. Sus afloramientos forman una banda estrecha y alargada en dirección NO-SE situada en las estribaciones de la sierra norte de Sevilla. Geológicamente, se ubica en el borde meriodinal del Macizo Ibérico, sobre el extremo oriental de la Zona Surportuguesa (ZSP) y adosada al límite entre esta zona y la Zona de Ossa-Morena (ZOM). De tal manera que hacia en N y NE contacta mediante una falla inversa con materiales fundamentalmente carbonatados de la ZOM. Hacia el SO los materiales pérmicos se disponen en discordancia sobre rocas plutónicas de la ZSP, mientras que hacia el SE desaparecen bjao los sedimentos terciarios de la Depresión del Guadalquivir. La cuenca tiene una geometría de semigraben en sección transversal, con una potencia máxima de sedimentos de 400 m en las proximidades del contacto con OM. La cuenca del Viar presenta un relleno continental caracterizado por una gran diversidad litológica. Conglomerados, areniscas ylutitas con intercalaciones de calizas y niveles delgados de carbón aparecen junto con rocas volcánicas básicas (basaltos) y ácidos de naturaleza piroclástica (riodacitas). Localmente, estas rocas contienen una abundante flora fósil de edad Autuniense (Broutin, 1981). Estos materiales se distribuyen en tres unidades litoestratigráficas: Secuencia Detrítica Roja (SDR), de origen sedimentario en sentido estricto, Secuencia Volcanoclásticas Gris (SVG), de origen volcanosedimentario, y Secuencia Basáltica. El análisis estratigráfico, sedimentológico y petrográfico de estas unidades revela que la sedimentación estuvo controlada fundamentalmente por procesos alocíclicos de tipo tectónico y, en menor medida, por factores autocíclicos asociados a unas condiciones climáticas de carácter semiárido y estacional en un dispositivo sedimentario típico de cuencas continentales: abanicos aluviales laterales y un sistema axial de drenaje lateral. Todo ello acompañado en las primeras etapas de relleno por un vulcanismo biomodal dominantemente básico en su inicio. En la cuenca del Viar convergen criterios geológicos diagnósticos propios de sucesiones sedimentarias depositadas bajo el control de movimientos tectónico puramente verticales y de aquellas donde hubo una componente de movimiento en dirección significativa durante el depósito. Por lo que la cuenca pérmica del Viar se interpreta como una cuenta híbrida del tipo "rify v.strike-slip".
  • CARTOGRAFÍA, HIDROGEOLOGÍA Y MODELO HIDROGEOLÓGICO DEL CRETÁCICO Y TERCIARIO DEL CONCEJO DE OVIEDO .
    Autor: GONZÁLEZ FERNÁNDEZ BEATRIZ.
    Año: 2001.
    Universidad: OVIEDO.
    Centro de lectura: INGENIEROS DE MINAS .
    Centro de realización: ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS DE MINAS.
    Resumen: Se aborda en esta tesis el estudio, desde el punto de vista hidrogeológico, del sector de la cobertura Mesozoico-Terciaria situado dentro de los límites geográficos del Concejo de Oviedo, haciendo especial hincapié en los materiales cretácicos por se éstos los que presentan las carcterísticas más favorables para el almacenamiento de agua. Se ha realizado un trabajo de campo muy amplio a partir del cual se definen ocho formaciones en la serie estratigráfica del Cretácico, se hace una cartografía geológica detallada, se definen tres acuíferos y se explica el funcionamiento de todas las fuentes inventariadas (alrededor de setenta) asignándolas a su cuífero correspondiente. Finalmente se establece el modelo conceptual de funcionamiento del sistema y se modeliza mediante el programa Modflow una porcion de la cuenca d e15 km2.
  • ESTRATIGRAFÍA SISMICA DE ALTA RESOLUCIÓN DE LA RÍA DE VIGO. EVOLUCIÓN E IMPLICACIONES AMBIENTALES .
    Autor: GARCÍA GARCÍA ANA.
    Año: 2001.
    Universidad: VIGO.
    Centro de lectura: CIENCIAS .
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS DE VIGO.
    Resumen: Mediante la aplicación de técnicos geofísicos de alta resolución (---), además de la información litológica, tanto en superficie (--) como en profundidad (testigos de gravedad y sondeos). Se estudia la evolución de la Ría de vigo desde el último máximo glacial, hace 20.000 años BP. Además de estudiar el relleno sedimentario que forma la Ría, se -- sobre la existencia de gas acumulado en sus sedimentos y las implicaciones locales que ello supone.
  • ESTRATIGRAFÍA DE ALTA RESOLUCIÓN EN EL TORINIENSE SUPERIOR-CONIACIENSE INFERIOR DE LA CORDILLERA IBÉRICA SEPTENTRIONAL .
    Autor: GIL GIL JAVIER.
    Año: 2001.
    Universidad: COMPLUTENSE DE MADRID.
    Centro de lectura: GEOLOGÍA.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS GEOLÓGICAS.
    Resumen: Se ha realizado un análisis estratigráfico secuencial de alta resolución (ESAR) en materiales del Turoniense Superior-Coniaciense Inferior, en un amplio sector de la cuenca Ibérica (Cordillera Ibérica), que abarca desde áreas de plataforma interna al margen costero del Macizo Hespérico. En áreas de plataforma, el intervalo estratigráfico seleccionado (Fms. Villaescusa de las Torres y Muñecas) destacan por el carácter homogéneo, rítmico y periódico de los estratos y grupos de estratos que lo componen, así como por la escasa presencia de fósiles con valor bioestratigráfico. Atendiendo a la primera condición, dicho intervalo representa la mejor opción para realizar un análisis estratigráfico de alta resolución en el que la correlación detallada de las secciones estratigráficas (levantadas a escala centimétrica) ha permitido por un lado, reconstruir la arquitectura deposicional del Turoniense Superior-Coniaciense Inferior a lo largo de la plataforma, reconociendo los depósitos terrígenos asociados al mismo en el margen costero (Fm. Arenas y arcillas de Segovia) y descifrando las relaciones entre éstos depósitos siliciclásticos y los carbonatos de plataforma, todo ello dentro del marco genético que impone el análisis secuencial; y por otro, obtener un modelo de apilamiento sedimentario compuesto por secuencias de 4º, 5º y 6º orden superpuestas a una secuencia deposicional de tercer orden, de acuerdo a una relación 1:5:5:2, es decir, una secuencia de tercer orden, cinco secuencias de 4º orden; 25 secuencias de 5º orden y 50 secuencias de 6º orden, estando representadas mediante estratos y conjuntos de estratos o contenidas a las discontinuidades estratigráficas que las limitan. Los datos bioestratigráficos en estos materiales y en secuencias adyacentes, así como los establecidos en Cartas Cronoestratigráficas secuenciales de autores previos permiten estimar que la duración de las secuencias de alta frecuencia (4º, 5º y 6º orden) se sitúa dentro de la banda de frecuencias astronómicas de Milankovitch. Su posterior análisis cicloestratigráfico mediante técnicas de análisis espectral de series discontinuas de datos ha permitido correlacionar estas secuencias con ciclos de variación climática inducidos por factores astronómicos, estimado de forma cuantitativa su duración temporal y por extensión la del episodio sedimentario de tercer orden analizado. Así, las secuencias de 4º orden se correlacionan con Ciclos Largos de Excentricidad de 400 Ka; las secuencias de 5º orden, con Ciclos Cortos de Excentricidad de 95 Ka; y las secuencias de 6º orden con Ciclos de Oblicuidad de 39 Ka a 50,6 Ka. Sobre la arquitectura deposicional del episodio sedimentario analizado, se ha revisado el marco de validez de las unidades litoestratigráficas ya definidas, comprobando sus relaciones laterales y equivalencias en los sectores de la Cuenca Ibérica estudiados. Así mismo, se han posicionado en las secuencias internas, los datos bioestratigráficos existentes, comparándolos con los obtenidos de las cartas cronoestratigráficas secuenciales más recientes y los obtenidos del análisis cicloestratigrágico; ello ha permitido fijar con detalle, la edad de los materiales y la posición de los límites cronoestratigráficos en todo el sector de la plataforma estudiado, debido al carácter isócrono de las discontinuidades estratigráficas que limitan las secuencias deposicionales.
  • ESTRATIGRAFÍA Y SEDIMENTOLOGÍA DE LOS DEPÓSITOS TERCIARIOS DEL SECTOR NORTE DE LA CUENCA DEL DUERO EN LA PROVINCIA DE LEÓN .
    Autor: HERRERO HERNÁNDEZ ANTONIO.
    Año: 2001.
    Universidad: SALAMANCA.
    Centro de lectura: GEOLOGÍA.
    Centro de realización: UNIVERSIDAD DE SALAMANCA - DEPTO GEOLOGÍA.
    Resumen: Se ha dividido el registro sedimentario terciario en cinco Formaciones: Vegaquemada, Candanedo, Villarroquel, Mansilla y Barrillos. Se han analizado varias secciones sísmicas de reflexión profunda y varias diagrafías de sondeos. Se han definido cuatro Unidades Sísmicas: Paleozoica (USPz), Mesozoica (USMz), Paleógena (USPg) y Neógena (USNg). Para las dos unidades superiores se han obtenido los mapas de isovelocidades, isocronas e isobatas. Asimismo, se ha elaborado el mapa de isobatas del fondo de la Cuenca terciaria del Duero e el dominio noroccidental. Se han definido e interpretado veinte facies individuales, doce asociaciones de facies, varias secuencias compuestas y macrosecuencias para cada una de las Formaciones. Para la Formación Vegaquemada el modelo sedimentario está integrado por canales efímeros, de baja sinuosidad entre depósitos de llanura de inundación. Las Formaciones Villarroquel y Candanedo están constituidas por una coalescencia de abanicos aluviales, húmedos, dominados por procesos fluviales y de alta eficacia de transporte. La Formación Mansilla está integrada por una llanura fluvial atravesada por canales de baja y alta sinuosidad, con carga de gravas y arenas, y con extensas áreas de la llanura de inundación donde se da la formación de varios tipos de paleosuelos. La Formación Barrillos está representada por un conjunto de abanicos aluviales coalescentes, de tipo húmedo y de alta eficacia de transporte, dominados en los sectores medios y distales por sistemas fluviales braided. En el análisis de la cuenca sedimentaria se establecen tres Unidades Genéticas que son: Vegaquemada (Eoceno medio-Ageniense inferior), Candanedo (Ageniense inferior-Vallesiense superior) y Barrillos (Vallesiense superior-límite Turoliense-Rusciniense). Para cada una de ellas se analiza su paleogeografía. Los mapas de isobatas y la geometría de las unidades sísmicas muestran una geometría con un surco subsidente por delante del frente montañoso y un umbral periférico, que se relacionan con un sistema de cuenca de antepaís. El surco tiene una orientación este-oeste, una anchura superior a los 40 Km y un espesor total de sedimientos superior a los 3.500 m. El umbral periférico está situado al suroeste de área de estudio y representa una zona de elevación del basamento con un espesor reducido de las unidades sísmicas. Este umbral periférico es correlacionado con el Cabalgamiento basal del Manto de Mondoñedo y debió de actuar de barrera para la sedimentación durante la etapa de la Unidad Genética de Vegaquemada y fue sobrepasado por la Unidad Genética de Candanedo.
  • ESTUDIO ESTRATIGRÁFICO Y MINERALOGICO DEL TERCIARIO EN EL SUROESTE DE LA CUENCA DEL DUERO, PROVINCIAS DE ZAMORA Y VALLADOLID .
    Autor: DELGADO IGLESIAS JAIME.
    Año: 2001.
    Universidad: SALAMANCA.
    Centro de lectura: GEOLOGÍA.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS.
    Resumen: Se ha llevado a cabo un estudio estratigráfico y mineralógico de los materiales terciarios entre Zamora y Tordesillas (Valladolid). Se definieron y cartografiaron siete unidades litoestratigráficas: una serie Cretácico superior-Paleocena (Formación Salamanca), una serie Eoceno inferior-medio (Unidad de Cubillos), una Eoceno Superior-Oligoceno (Unidad de Geroma) y cuatro series miocenas (Unidad de Toro, Unidad de Tierra de Campos, Unidad Cuestas y Unidad Páramo). Han sido establecidos los factores alocíclicos que condicionaron la sedimentación: * Área madre: Una occidental de naturaleza esquistosa y otra septentrional y nororiental carbonatada. * Clima: Evolucionó de tropical húmedo a tipo sabana en el Paleoceno y a mediterráneo hasta Mioceno superior, disminuyendo la humedad. * Nivel de base: De carácter general en el Paleoceno, relacionado con masas marinas. En el resto del Terciario, de carácter local o regional. * Tectónica: Fue responsable del rejuvenecimiento de las áreas madres y de la subsidencia en los sitemas lacustres. En el Paleógeno, la tectónica condicionó en mayor medida la sedimentación que el clima. En el Neógeno (Mioceno medio y superior), fue el clima quien ejerció un mayor control sedimentario frente a la tectónica. Se definen tres asociaciones mineralógicas en función de las condiciones de formación de cada mineral constituyente y de la relación entre ellos: Asociación Heredada, Asociación de Transformación Primaria y Asociación de Transformación Directa. Hay escasos endorreísmos en el Paleoceno y Mioceno inferior, existiendo buen drenaje en los sedimentos. En el Eoceno y Oligoceno comienza a haber endorreísmos locales. En el Mioceno medio y superior se desarrollan endorreísmos generales relacionados con áreas circunlascustres. Se establece una evolución paleogeográfica hacia el este: Braidplain deltas en el Cretácico superior-Paleoceno, sistemas fluviales y lacustres en el Eoceno inferior-medio, abanicos aluviales en el Eoceno superior-Oligoceno y Mioceno inferior, sistemas fluviales de alta sinuosidad y sistemas lacustres-lagunares en el Mioceno medio-superior.
  • ESTRATIGRAFÍA Y SEDIMENTOLOGÍA DEL NEÓGENO DEL SECTOR CENTRAL DE LA CUENCA DEL DUERO (PROVINCIA DE PALENCIA).
    Autor: MEDIAVILLA LOPEZ ROSA M..
    Año: 2000.
    Universidad: COMPLUTENSE DE MADRID.
    Centro de lectura: GEOLOGIA.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS GEOLÓGICAS - DPTO. ESTRATIGRAFÍA.
    Resumen: Esta memoria recoge el trabajo realizado en el ámbito de la estratigrafía y sedimentología de los materiales neógenos que afloran en el sector central de la Cuenca del Duero, dentro de la provincia de Palencia. Estos materiales han sido muy estudiados desde hace más de dos siglos tanto a nivel estratigráfico, sedimentológico, paleontológico y petrológico sin que se haya alcanzado unanimidad en cuanto a la division de la columna estratigráfica, la evolución de la sedimentación ni a los modelos sedimentarios y paleogeográficos. Los sedimentos pertenecientes al Neógeno sonsiliciclásticos, carbonatos y evaporitas destacando entre estas últimas el yeso como mineral más salino. Los ambientes registrados por esos depósitos son fluviales (siliclásticos), pantanos (siliclásticos) y la custres (siliciclásticos, carbonatos y evaporitas). Muestran una secuencialidad en seis órdenes. El más elemental (secuencia simple) registra pequeñas variaciones de energía. Las secuencias de primer orden responden a cilos similares a los anteriores pero de mayor amplitud temporal. Las de segundo orden tienen control climático y permiten identificar subambientes sedimentarios. Las secuencias de tercer orden registran variaciones de energía mayores y permiten reconstruir sistemas de depósitos. Las secuencias de cuarto orden registran desplazamientos de los sistemas sedimentarios o variaciones morfológicas relacionadas con la tectónica a causa de la subsidencia. Las secuencias de quinto orden evidencian grandes cambios que afectan a todo el área de estudio. Se han identificado cuatro de estas secuencias de quinto orden que se han asimilado a Unidades Tectosedimentarias. La Unidad 1 (Astaraciense), la Unidad 2 (Astaraciense-Vallesiense inferior), la Unidad 3 (Vallesiense inferior-Turoliense inferior) y la Unidad 4 (Turoliense medio), que refleja ya los primeros episodios del vaciado del sector central de la cuenca. Se discuten los controles sedimentarios y se obtienen conclusiones sobre su significado climático y paleogeográfico.
  • ANÁLISIS TECTOSEDIMENTARIO DE LOS MATERIALES TERCIARIOS CONTINENTALES DEL SECTOR CENTRAL DE LA CUENCA DEL EBRO (PROVINCIAS DE HUESCA Y ZARAGOZA) .
    Autor: LUZÓN AGUADO M. ARÁNZAZU .
    Año: 2000.
    Universidad: ZARAGOZA.
    Centro de lectura: CIENCIAS.
    Centro de realización: DPTO. DE CIENCIAS DE LA TIERRA - FACULTAD DE CIENCIAS.
    Resumen: Este trabajo se centra en el estudio estratigráfico de una amplia zona de la Cuenca del Ebro. Este estudio nos ha llevado a definir tres unidades litoestratigráficas informales para el margen norte de la cuenca. Además, se ha establecido la relación que guardan las unidades más septentrionales de la cuenca con las localizadas en las partes centrales. El análisis sedimentológico permite diferenciar un conjunto de litofacies que se han agrupado en tres tipos: terrígenas, terrígeno-carbonatadas y terrígeno-yesíferas. Cada litofacies representa los procesos de zonas concretas de sistemas deposicionales y sus relaciones laterales permiten establecer 5 asociaciones. Dos son referibles a abanicos aluviales (de alta y baja eficacia de transporte), dos a lagos carbonatados (con y sin influencia terrígena) y una a lagos salinos. Se ha estudiado la posible existencia de periodicidad en las facies lacustres y los resultados reflejan que la influencia relativa de los factores que controlan la sedimentación pudo ser diferente en las zonas internas (donde el principal factor pude ser el clima) que en las externas (donde su influencia se vería enmascarada por la actuación prediminante de otros factores). La evolución megasecuencial de la serie indica que ésta es, a grandes rasgos, homogénea en toda la zona. Se identifican 4 megasecuencias cuya evolución estuvo controlada por el contexto tectónico bajo el que se depositaron. La primera y la tercer son granocrecientes y se generaron como resultado del avance de los abanicos aluviales hacia el centro de la cuenca en un episodio de creación de relieve en los márgenes. La segunda y la cuarta son granodecrecientes y su evolución responde al retroceso de los abanicos durante un periodo de degradación del relileve. Se han identificado tres unidades tectosedimentarias limitadas poe rupturas sedimentarias de tipo 1 y la correlación efectuada con otros sectores de la cuenca permite constatar que se corresponden con las UTS T3, T4 y T5 definidas para la Cuenca del Ebro. El análisis paleogeográfico refleja que durante los episodios de deformación, los abanicos aluviales de alta eficacia de transporte programaron hacia el interior de la cuenca; además se desarrollan abanicos de baja eficacia procedentes de los relieves creados por deformación. Durante los episodios de de gradación del relieve, los abanicos retrogradan y se ve favorecida la implantación de áreas lacustres en las zonas centrales de la cuenca.
  • ESTRATIGRAFÍA DE ALTA RESOLUCIÓN Y CAMBIOS DEL NIVEL DEL MAR DURANTE EL CUATERNARIO DEL MARGEN CONTINENTAL DEL GOLFO DE CÁDIZ (S DE ESPAÑA) Y DEL ROUSSILLON (S DE FRANCIA): ESTUDIO COMPARATIVO .
    Autor: LOBO SÁNCHEZ FRANCISCO JOSÉ.
    Año: 1999.
    Universidad: CADIZ.
    Centro de lectura: CIENCIAS DEL MAR.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS DEL MAR .
    Resumen: Un análisis sismo-secuencial ha sido realizado en las plataformas continentales del Golfo de Cádiz y del Golfo de León, empleando sistemas sísmicos de alta resolución (Geopulse y Minisparker). En el Golfo de Cádiz, se han determinado cinco unidades tipo, cuya distribución y desarrollo se encuentran condicionados por los caracteres morfo-estructurales de la plataforma, que determinan una compartimentación oblicua al margen con una alternancia de altos y zonas deprimidas. La estructuración vertical de las unidades tipo determina ocho secuencias deposicionales simples los depósitos transgresivos y de alto nivel del mar se encuentran peor representados. En el Golfo de León se han determinado tres unidades tipo, cuyas distribución y desarrollo se encuentra condicionada por la estructura escalonada de la plataforma, que muestra una compartimentación paralela al margen. Las unidades determinan cuatro secuencias deposicionales simples que a su vez estructuran una secuencia deposicional compuesta. Los depósitos regresivos son los que se encuentran mejor representados en las secuencias deposicionales simples, mientras que los transgresivos también alcanzan una signifación considerable. La comparación entre las plataformas continentales ha permitido proponer un modelo de construcción de plataformas durante el Cuaternario Terminal. El registro sedimentario de dicho periodo está formado por cuatro secuencias deposicionales simples de 5 º orden, que en conjunto estructuran una secuencia deposicional compuesta de 4º orden. La distinta importancia de los cortejos sedimentarios se atribuye al carácter asimétrico de la fluctuaciones glacio-eustáticas, sugiriéndose además la influencia de la subsidencia en la plataforma. En función de dicha influencia, se diferencian dos respuestas básicas: 1) Plataforma con una estructuración tectónica oblicua, con una subsidencia irregular pero generalmente moderada. El rasgo estratigráfico más destacado es la preservación relativamente elevada de los depósitos de alto nivel en la plataforma, en zonas semiprotegidas. 2) Plataforma con una estructuración tectónica paralela, con una subsidencia elevada en la plataforma media-externa. La subsidencia ha permitido la preservación de los depósitos regresivos de plataforma, mientras que los depósitos de bajo nivel del mar alcanzan un desarrrollo moderado, debido además a la influencia de los cañones submarinos.
  • "LAS SUCESIONES ANTEORDOVÍCICAS DE LA REGIÓN ORIENTAL DE LA PROVINCIA DE BADAJOZ Y ÁREA CONTIGUA DE LA DE CIUDAD REAL" .
    Autor: PIEREN PIDAL AGUSTIN PEDRO.
    Año: 1999.
    Universidad: COMPLUTENSE DE MADRID.
    Centro de lectura: GEOLOGIA.
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS GEOLÓGICAS.
    Resumen: El objetivo principal de esta tesis, realizada en el ámbito de la Estratigrafia regional, es el reconocimiento, diferenciación y caracterización de las unidades previas al ordovícico basal, en un amplio sector, meridional, de la Zona Centro-ibérica del Macizo Hespérico. Este sector está comprendido entre los Montes de Toledo suroccidentales, al NNE y el Eje de Pedroches al SSW, y delimitado al WNW por las Vegas Altas del Guadiana y al ESE por el núcleo de Despeñaperros. Las dos megaunidades preordovícicas, ya conocidas al comienzo de nuestro trabajo, son "Alcudiense Inferior" y "Alcudiense Superior". La primera es aún un complejo cuya base se desconoce. No ha sido objetivo prioritario de nuestro estudio, pero se ha hecho un análisis, imprescindible, como sustrato de la otra unidad y para distinguirla de ella. Se ha identificado así, en este complejo inferior, tres unidades litoestratigráficas que reflejan un gran aparato turbidítico y que dibujan una importante estructura sinforme. El "Alcudiense Superior",núcleo fundamental de nuestro estudio, parece tener regionalmente un rango de supergrupo, y está delimitado verticalmente por discordancias. En el área de estudio, sus afloramientos son numerosos y están muy dispersos, y en buen parte, los hemos descubierto y descrito por primera vez. Esa dispersión y las consecuentes variaciones locales, daban un total de 44 unidades locales cartografiables. Sucesivas etapas de correlación y agrupamiento han reducido ese número a veinticuatro, al considerar y establecer trece "Conjuntos de Afloramientos" incluidos en seis "Sectores". Tras la correlación interna de unidades y medios, se propone una correlación más laxa con el entorno regional, previamente conocido por trabajos personales, de nuestro equipo o de otros autores. La propuesta se plasma en varios esquemas tridimensionales de distribución de facies y medios. A esta escala regional, y basados en discordancias, discontinuidades y variaciones internas, redefinimos tres "Etapas Tectonosedimentarias" en el "Alcudiense Superior" ya postuladas por nuestro equipo. La primera de ellas comprende tres ciclos sedimentarios, y la segunda y tercera un ciclo cada una. No hemos encontrado nuevos restos fósiles en el "Alcudiense Inferior", aunque reinterpretando el sentido cronoestratigráfico inicial a la luz de la evolución tectonosedimentaria, proponemos una edad véndica inferior. En cuanto al "Alcudiense Superior", el hallazgo de varias asociaciones de icnofósiles, nos permiten datarlo como cámbrico inferior a partir de la base del "Segundo ciclo", siendo el primero véndico superior. En otros aspectos, es importante señalar la existencia de una discordancia de extensión regional entre amos "Alcudienses", más importante en esta zona que otras previas a la "Cuarcita Armoricana". No hay metamorfismo regional superior al grado de anquizona cadomienseni hercínico en los niveles aflorantes. El "Alcudiense Superior" reflejaría el final del orógeno cadomiense de la vecina zona de "Ossa-Morena"y el transito a un proceso de "rifting" propio de Cámbrico Inferior regional.
  • "MINEROLOGIA Y GEOQUIMICA DE LAS LUTITAS, ROCAS IGNEAS Y MINERALIZACIONES ASOCIADAS EN EL TRIAS DEL BENI SNASSEN(NE DE MARRUECOS)" .
    Autor: RATBI SAID.
    Año: 1999.
    Universidad: VALENCIA.
    Centro de lectura: FARMACIA .
    Centro de realización: FACULTAD DE CIENCIAS BIOLOGICAS-UNIVERSITAT DE VALENCIA.
    Resumen: La sucesión triásica del Beni Snassen(NE Marruecos) es de gran interes geológico por:a)Comprender dos formaciones basálticas (basaltos inferiores y superiores), con gran desarrollo areal y afinidad toleítica, en las que está intercalada una formación carbonática de origen marino poco profundo- en ambiente intermareal a submareal- de edad Ladiniense Superior-Carniense Inferior.B)estas formaciones basalticas estan incluidas en una sucesion triasica cuya base es discordante sobre el substrato paelozoico y, a su vez, su techo esta fosilizado por los carbonatos marinos del lias y en tercer lugar, c) presentar un buen desarrollo de fracturas que, con orientaciones N70-90 y N135-160. A las que seha asocidado un rifting pre-lias. La composición mineral reconocida en las lutitas muestra procesos de transformacion en un ambiente costero que concuerda con los datos geoquímicos de B y Br. El estudio petrológico y geoquímico de basaltos pone de manifiesto una afinidad toleítica con procesos de alteración hidrotermal y confirman la interacción agua-basaltos.
157 tesis en 8 páginas: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
Búsqueda personalizada
Manuales | Tesis: Ordenadores, Circuitos integrados...
english
Cibernetia